Cómo perjudica el reflujo estomacal a mis dientes?

El reflujo estomacal es una enfermedad muy frecuente. Se produce cuando los ácidos del estomago vuelven hacia el esófago.

Esto causa una sensación de quemazón y ardor muy desagradable que se acompaña de un sabor amargo y ácido que invade la boca.

El reflujo puede erosionar el esmalte

El reflujo ácido puede erosionar los dientes y desgastar el esmalte. Esto es debido a que los ácidos del estomago tienen un ph más ácido que el ph bucal. Esto produce:

  • Desgaste de los dientes y proliferación de las bacterias de la boca.
  • Caries.
  • Cambio de color a un tono amarillo.
  • Riesgo de roturas.
  • Sensibilidad dental.

Su dentista puede ser el primero en descubrir que padece esta enfermedad al ver el estado de sus dientes.

Si tiene síntomas de reflujo acuda a su médico. El reflujo puede tener  efectos secundarios muy perjudiciales para su salud como el cáncer de esófago.

Se recomienda cuidar la alimentación y cenar poco y pronto para evitar el reflujo al irse a dormir.reflujo-gastroesofagico

Publicado en Uncategorized

Permalink

¿Qué son los implantes dentales?

implante-sevilla-avante-03-300x248Los implantes dentales son estructuras de titanio con forma de tornillo que se insertan en el hueso de los maxilares y sustituyen las raíces de los dientes perdidos.

Cada implante hace las veces de raíz artificial sobre la cual se asentará la corona o prótesis dental, y en él podemos distinguir las siguientes partes:

 

  • Implante dental o fijación implantológica (porción que queda bajo la encía)
  • Pilar transepitelial (porción de la fijación que emerge en la boca)
  • Corona o prótesis (que recubre el pilar y es apreciable en la boca)

Ventajas

Aspecto natural
Las prótesis colocadas sobre implantes dentales proporcionan un aspecto prácticamente igual a los dientes originales.
Recuperación funcional
Se mejora la fonética, la masticación y se saborea mejor los alimentos que con las tradicionales dentaduras postizas u otras prótesis removibles.
Respeto por los dientes
En aquellos pacientes que conservan dientes, permite reponer los que faltan con prótesis que no involucran ni alteran las estructuras dentales que existen (como ocurre en los puentes fijos sobre dientes).

Procedimiento básico

El tratamiento con implantes dentales tiene dos fases principales:

  1. Colocación de los implantes.  Es la fase quirúrgica en la que se insertan los implantes en el hueso.
  2. Colocación de la prótesis. Es la fase en la que se toman moldes de los implantes y se fabrican las piezas dentales que sustituirán a los dientes perdidos.

Entre estas dos fases hay un periodo intermedio denominado de osteointegración en el cual el hueso en torno a los implantes cicatriza y éstos quedan fijados de manera estable en el hueso.

222

3333.jpg

Cirugías avanzadas

Regeneración ósea o injerto de hueso

Cuando las condiciones óseas para albergar el implante son escasas se hace necesario un procedimiento para recuperar el volumen perdido. El nuevo hueso se puede obtener a partir de materiales externos o del propio paciente. Este procedimiento se realizará previamente a la colocación del implante o de forma simultánea según el caso.

4444

Elevación del seno maxilar

En las posiciones más posteriores del maxilar superior suele escasear la disponibilidad del hueso en altura por lo que es frecuente tener que recurrir a elevar una cavidad ósea próxima denominada seno maxilar para no invadirla. Este procedimiento puede realizarse de forma simultánea a la colocación del implante o meses antes de la colocación de éste.

555555

Dientes en un día

En aquellos casos que por las condiciones de anatomía, localización, etc, lo permitan, se puede colocar una prótesis provisional fija sobre los implantes colocados en menos de 24 horas.

6666666

 

Publicado en Uncategorized

Permalink

La apnea del sueño

¿Conoces los problemas respiratorios que padecemos durante el sueño?

En la actualidad, el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS o OSAS Obstructive Sleep Apnea Syndrome)  es una de las patologías crónicas que más difusión está teniendo en todos los medios, debido a los factores de riesgo que conlleva como hipertensión, fallo cardiaco, infarto de miocardio, accidentes cardiovasculares y arritmias. Se caracteriza por episodios de obstrucción parcial o completa de la vía aérea durante el sueño, interrumpiendo (apnea) o reduciendo (hipoapnea) el flujo de aire, seguido de un despertar transitorio que restaura la permeabilidad superior. Estos ciclos de apnea, hipoapnea se repiten  durante horas produciendo una ruptura del sueño reparador.

Las principales causas que originan dicha patología son la reducción de las fuerzas de expansión de los músculos faríngeos dilatadores, y la descoordinación entre la actividad inspiratoria del músculo y el esfuerzo respiratorio. Otros factores son el exceso o elongación de tejido del paladar blando, macroglosia y amígdalas hipertróficas. El síndrome es más frecuente en personas que padecen obesidad, donde la acumulación de grasa en la región del cuello produce estrechamiento de la vía respiratoria faríngea, disminuyendo así el paso de aire.

Esto tiene un impacto negativo en la salud y conducta de millones adolescentes en el mundo, así como en muchas parejas que conviven con los incómodos ronquidos provocado por el flujo irregular del aire sobre la úvula y el velo del paladar.

Esta deficiencia de oxígeno genera una serie de síntomas como la hipersomnolencia, el cansancio generalizado o la depresión, y a nivel general incluso aumenta el riesgo de padecer determinadas enfermedades como: hipertensión, infarto, tromboembolismo, diabetes tipo II, etc.

apnea-1

Consejos y tratamientos.

Para el tratamiento del SAOS podremos énfasis en consejos importantes para su descanso como puede ser regular las horas de sueño y procurar que se garantice un buen ambiente para dormir lo suficiente. No se acueste sin la necesidad de dormir y evite pasar demasiado tiempo en la cama.

En segundo lugar, el consumo de alcohol y el tabaco debe ser evitado. En este contexto, el fumar aumenta la inflamación de la vía aérea superior e implica un mayor riesgo de padecer apnea del sueño. El consumo de alcohol a su vez está asociado con la exacerbación de la cantidad y duración de las apneas, desaturación arterial y la fragmentación del sueño.

Es necesario realizar un buen diagnóstico médico y odontológico que pueda considerar la pauta correcta en este tipo de trastornos respiratorios asociados durante el periodo de sueño.

Generalmente, el aparato de elección es un CEPAP (Presión positiva continua de aire), aunque hoy en día está siendo suplido por el APAP (aparatos de presión positiva automática). Este aparato proporciona la cantidad justa de presión de aire que precisa el paciente en cada momento del sueño, de manera que el dispositivo de adapta a las necesidades del usuario en cada circunstancia.

Muchas veces estos aparatos son incomodos para el paciente y no los tolera, siendo la odontología un campo sanitario que puede ayudar en ciertos casos. Los tratamientos alternativos serían la cirugía ortognática en adultos y un aparato funcional para estimular el crecimiento mandibular o una expansión rápida del maxilar en pacientes jóvenes. Ambos tratamientos pueden llegar a corregir mediante un incremento de esas vías aéreas el S.A.O.S de forma permanente. Si el paciente es adulto y no acepta la cirugía ortognática, recomendamos la utilización de aparatología D.A.M. (dispositivo de avance mandibular) bajo el seguimiento médico realizado por la clínica especialista en trastornos del sueño.

orthoapnea-solucion-ronquidos

EL pájaro dentista

cocodrilo-pajaro-dentistaLa salud bucodental es tan importante que hasta los animales cuidan de ella. Tenemos un ejemplo claro en el cocodrilo, que incluso tiene un pájaro dentista.

El pluvial es un ave de la familia Pluvianidae que vive en África. Sus áreas son zonas húmedas como ríos y charcas y los podemos encontrar en casi todos los países africanos menos en el sur y algunos del norte. Incluso durante mucho tiempo lo pudimos ver en Canarias, pero ahora está extinto en estas islas. Está bastante extendido en Egipto.

Lo divertido de este pequeño pájaro es que es el dentista de un gran y peligroso animal: el cocodrilo. Y ¿cómo se puede ser el odontólogo de este reptil? Sencillo: este pajaro se situa en la boca del cocodrilo cuando este la abre y picotea en sus dientes la comida y restos que le quedan. Esta relación hace que el cocodrilo se ahorre algunas infecciones y problemas en sus dientes y el pluvial tiene la comida que necesita.

Por tanto esta relación es positiva para ambos aunque demuestra la valentía de esta pequeña ave. Aún así si el cocodrilo se alimentara de este pájaro ¡perdería a su dentista particular! Además su canto le advierte de posibles peligros.

Los humanos han utilizado mucho tiempo a los pluviales como marca de que en la zona habían cocodrilos, para poder evitar el encuentro con uno de ellos.

Otro hecho curioso es que los cocodrilos tienen aproximadamente 80 dientes que cambian de forma continua, llegando a sustituir la piezas viejas por nuevas entre 2 y 3 veces al año. Su mordida tiene una fuerza de más de 2000 kilos por cada 2 centímetros cuadrados, la más fuerte en el reino animal.

El pluvial por su parte mide de 19 a 21 cm de largo cuando es adulto. Tiene la corona, la espalda, la banda de los ojos y la parte inferior negra, y el resto blanco. Su plumaje del dorso de las alas es gris azulado y naranja, por tanto su esplendor sucede en el vuelo.

¡Eres un cabeza de chorlito!

Lo cierto es que hay muchas teorías sobre la expresión “ser un cabeza de chorlito“, pero, tal y como nos dice wikipedia, los pluviales también son conocidos como “chorlitos egipcios”, así que tal vez tiene que ver con el hecho de que estos pequeños pajaritos no parecen tener mucho sentido común cuando se meten dentro de uno de los animales más peligrosos del planeta.

¿Qué opináis vosotros?

Publicado en Uncategorized

Permalink

¿Por qué sustituir un diente perdido?

2La pérdida de una o varias piezas dentales es bastante frecuente en la población adulta y las causas pueden ser de lo más diversas: una extracción, un accidente, una enfermedad, etc.

Resulta muy recomendable sustituir un diente perdido por muchos motivos, incluso aunque seamos jóvenes, ya que de este modo evitaremos futuros problemas tanto en el espacio vacío como en las piezas dentales contiguas.

Cuando se pierde un diente queda un hueco, un espacio vacío en la boca. La mayoría de las personas acuden a rellenar ese espacio por motivos puramente estéticos, sobre todo si se trata de piezas visibles, pero las consecuencias estéticas de la pérdida no son las únicas variables a considerar. Existen razones de carácter estrictamente funcional que aconsejan solucionar este problema y evitar así las consecuencias que dejar un hueco en nuestra boca podría acarrearnos.

Un espacio vacío disminuye la capacidad de masticación, sobre todo si se trata de una pieza o piezas de la parte posterior de la boca. La razón principal es que, a pesar de que no son piezas visibles, es precisamente en esa zona donde trituramos la mayoría de los alimentos que ingerimos. Al comer, si nos falta una pieza dental, los alimentos entran en contacto con la encía causando desagradables molestias. Estas molestias nos impulsarán a masticar los alimentos por el otro lado, produciendo así un desgaste añadido en esos dientes.

Existe, además, el peligro de que los dientes adyacentes se muevan para tratar de ocupar el vacío que ha dejado la pieza o piezas perdidas. Al moverse y cambiar de posición de una forma incontrolada, se crean contactos y espacios que no existían. Estas nuevas posiciones dentales dificultan la higiene, y por tanto, se favorece la aparición de bacterias y otros problemas que a la larga, pueden acarrear incluso más pérdidas.1

Además, tras la pérdida de un diente, el hueso comienza a reducirse rápidamente hasta quedar completamente atrofiado. Esta disminución de masa ósea produce además un impacto estético evidente en el rostro, que se traduce en hundimiento de la zona de los labios y de las mejillas, que van perdiendo paulatinamente el soporte sobre el que se apoyan.

En resumen, sustituir un diente perdido nos evitará problemas a corto y sobre todo a largo plazo, tanto si el lugar dejado por la pieza que nos falta es visible, como si está situado en la parte posterior de la boca.

¿Cual es la mejor opción para sustituir uno o varios dientes perdidos y evitar problemas? Consúltenos para obtener un diagnóstico personalizado.

https://www.facebook.com/clinicadentalercilla

Publicado en Uncategorized

Permalink