No te quedes sin saliva ¡Cuida tu cuerpo!

    Con la edad disminuye la  cantidad de saliva de la        boca, provocando      xerostomía,  debido a  alteraciones en  las  glándulas salivares o a  la  ingesta de algunos  medicamentos, y esto es  perjudicial para el  organismo.

Con la pérdida de salivación aumenta el riesgo de caries y el mal aliento. También aumentan las dificultades para saborear alimentos, hablar o tragar; y las dentaduras postizas pierden sujeción, ya que se fijan gracias a la tensión superficial de la saliva que queda entre la prótesis y la mucosa oral, afectando la estética, el habla y la masticación.

Es importante tratar la xerostomía ya que mediante la saliva comienza la digestión de los alimentos, se mantiene la autoclisis (limpieza de la boca por parte de la saliva), la saliva actúa como defensa de los dientes, cómo lubricante y regula el pH oral.
Sin saliva el cuerpo tiene más trabajo para digerir los alimentos dando lugar aproblemas de estómago, y al perder la autoclisis aumenta el riesgo de enfermedad coronaria.

Mediante distintos estímulos es posible recuperar la salivación normal sin necesidad de eliminar la causa que la provoca:
– Beber zumo de manzana.
– Beber manzanilla o té verde.
– Masticar chicle sin azúcar.

Es importante beber mucho líquido y con frecuencia, para evitar que se seque la boca, evitar la cafeína, el tabaco y el alcohol, que secan la boca, y extremar la higiene oral y de las prótesis.

La poca salivación no implica necesariamente una sequedad objetiva de la boca, ya que esta sensación es variable en cada persona y puede no ser detectada por uno mismo.
Es importante acudir al odontólogo para que, con una valoración objetiva, recomiende el tratamiento necesario en cada situación particular.

Tratando la xerostomía se previenen patologías dentales, incrementa la fijación de las prótesis y se cuida la salud del organismo.

Anuncios

Publicado en salud, tratamientos

Permalink

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: